Amadeo IX de Saboya, Beato

Amadeo IX de Saboya, Beato

A | 7.27 / 10 | comentarios
Amadeo IX de Saboya, BeatoDuqueMartirologio Romano: En Vercelli, en el Piamonte, beato Amadeo IX, duque de Saboya, que en el gobierno que se le había confiado fomentó de todas formas la paz y, con su ayuda y celo, sostuvo las causas de los pobres, viudas y huérfanos (1472). Etimológicamente: Amadeo = Aquel que ama a Dios, es de origen latino.El Beato Amadeo de Saboya fue el noveno de este nombre y el tercer duque de aquel Estado; vivió treinta y siete años (1435-1472); reinó solamente siete (1465-1472); y fue inscrito en el catálogo de los bienaventurados dos siglos más tarde bajo el pontificado del Beato Inocencio XI. Nació en Thonon en 1435 y murió en Verceil, Piamonte, el 30 de marzo de 1472. Desde que nació, lo comprometieron en matrimonio con la hermana de Luis XII, rey de Francia. Así que, apenas cumplió 17 años se casó con Yolanda. Tuvieron siete hijos. Uno de ellos fue Amadeo. Reinó siete años en los ducados del Piamonte y Saboya (1465-1472). Cuando cayó enfermo, su mujer le ayudó mucho en el gobierno. Los dos juntos tenían como meta trabajar bien ay a gusto por el bien de los ciudadanos, hasta derramar su sangre – si era preciso – con tal de evitar lo que parecía una guerra inevitable. Se esforzaron mucho por consolar y ayudar a los afligidos y desgraciados.. Como testimonio de todo lo que hacían con los pobres, baste el testimonio que de ellos da François Sforza, duque de Milán:"Por todos sitios se dice que es mejor ser rico que pobre, salvo en casa de mi hermano Amadeo, que pone en primer lugar a los pobres y a los ricos en segundo". Los mejores momentos de la jornada eran los que dedicaba a la oración. Cuando le hablaban de sus comidas parcas, solía responder:" A cada uno su régimen; el ayuno es el que conviene más a la salud". Le molestaba mucho oír juramento de Dios en falso. Incluso ponía multas a quienes lo decían. Su hermano Sforza hacía otro tanto en Milán. Cuando le venían pruebas de distinta índole, decía:"Alegraos, os lo ruego. ¿No son la cruz y la humillación las que nos dan el acceso al reino de Dios?". Cuando supo por su enfermedad que sus días en la tierra tocaban a su fin, recomendó a todos que practicasen la justicia y que amaran a los pobres. ¡Felicidades a quien lleve este nombre! Comentarios al P. Felipe Santos: fsantossdb@hotmail.com
Te gusta
¿Te gusta esta web?
Coméntala
Santoral y santos mobile
Otras webs
© 2010 Atriam Consulting, S.L.
· Contacto · Aviso legal · Política de privacidad · Santoral y santos RSS